Cuatro legisladores proponen que el servicio de colectivos sea completamente «gratuito»

0
200
Si la Legislatura lo aprueba, el transporte público de pasajeros podría cambiar para siempre en Tucumán. Cuatro legisladores proponen que el servicio sea completamente gratuito mediante la creación de un nuevo impuesto y bajo la administración de una sociedad anónima con participación estatal, que sería bautizada como TAS (Transporte Automotor Suburbano).
La idea pertenece a cuatro legisladores peronistas. Ellos son Javier MorofDaniel DeianaTulio Caponio y Dante Loza. El proyecto comprende a la denominada área suburbana de la provincia, establecida por la ley provincial 6210 y conformada por 11 localidades del Gran Tucumán: CapitalTafí ViejoLas TalitasEl ManantialSan FelipeSanta BárbaraAlderetesBanda del Río SalíYerba BuenaCevil Redondo y San Pablo.
“Creemos que ha llegado el momento de realizar un cambio profundo, al menos en el ámbito del transporte público de pasajeros del área suburbana, y que el Estado Provincial impulse la creación de una moderna y eficiente empresa de transporte público a los fines de brindar un mejor y más eficiente servicio a los vecinos”, reza uno de los extractos principales del proyecto de seis páginas y 11 artículos.
La iniciativa adopta algunos aspectos del sistema salteño de transporte, administrado por SAETA, y del de Cataluña. En ésta última, el servicio está completamente financiado por un tributo metropolitana que sirve para mantener colectivos y una red de metro de alta calidad a un bajo costo para los usuarios.
En este sentido, la iniciativa tucumana propone la creación del Tributo de Promoción de Transporte Público (TPTP), que a su vez estará compuesto por otros dos tributos: 5% de la tarifa de electricidad y entre el 1% y 10% del impuesto inmobiliario. Sólo tendrán obligación de pagar este impuesto aquellos usuarios de energía eléctrica y propietarios de inmuebles dentro del área denominada como suburbana.
El TAS estaría administrado por tres directores: uno propuesto por el Poder Ejecutivo, otro por el Poder Legislativo y un último por la Defensoría del Pueblo. Cada una de estas entidades tendrá libertad para designar y remover a sus propios elegidos en el cargo. Tanto el sueldo de los miembros del directorio y de los empleados y choferes, como el presupuesto anual de la sociedad, saldrá de las arcas provinciales, como así también un segundo presupuesto “de emergencia” en caso de requerir asistencia económica. Los gastos deberán ser proyectados de forma anual por la administradora del servicio.
“El personal de la TAS SA estará vinculado laboralmente a la empresa por la Ley de Contrato de Trabajo, y no sujeto por tanto al régimen administrativo de la función y el empleo público, conservando la agremiación correspondiente al sector del autotransporte de pasajeros”, se detalla en la presentación.
Otras innovaciones que agrega el proyecto de ley son la adquisición de unidades con bajo impacto para el medio ambiente y la posibilidad que ofrece a las empresas automotrices radicadas en la provincia para abonar sus impuestos provinciales con vehículos para ser destinados al transporte de pasajeros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here