Hubo seis femicidios en una semana y ya suman 69 en este 2020

0
213

Los femicidios en la Argentina se convirtieron en un fenómeno ascendente que no solo no tiene solución sino que crecen año a año, dejando a las claras la falta de políticas concretas para acabar con un flagelo cuyos números son alarmantes. En los primeros dos meses de este 2020, se produjeron en este país 63 crímenes que tuvieron como víctimas a mujeres, según datos del Observatorio “Ahora que sí nos ven”.  Sin embargo, ese número, alto de por sí, se incrementó aún más y, con los asesinatos de otras seis jóvenes, el inicio del presente mes de marzo se tornó espeluznante, con episodios que terminan de la peor manera cada 12 horas.

Jordana Rivero (28), Micaela Gordillo (25), Octavia Colque (39), Jaquelina Arjona (20), Agustina Atencio (17) y la niña Guadalupe, de 8 años, fueron los nuevos casos que conmocionaron a la sociedad.

Para tratar de entender esta imparable ola, Raúl Torre, uno de los criminalistas e investigadores forenses más prestigiosos del país, le contó a PERFIL que “no existe una única personalidad entre los femicidas”. Aseguró que “no es correcto decir desde un estudio de televisión y viendo la fotografía de un femicida que sea un psicópata perverso con rasgos narcisistas o un antisocial, porque para que nosotros podamos decir de un femicida o de cualquier criminal a qué tipo de personalidad corresponde, o qué personalidad se le puede atribuir de un trastorno antisocial o de una psicopatía, debemos cumplir con dos pasos fundamentales”. El primero, dijo, es que al individuo “se le deben llevar a cabo todas las pericias psiquiátricas; debe ser entrevistado por psiquiatras forenses”. El segundo ítem clave “es la batería de test a las que debe ser sometido por parte de psicólogos, que van a indicar el tipo de personalidad o la eventual patología”.

 

Motivaciones. “El problema de la personalidades de los femicidas es que como no responden a una única causal provocadora de este tipo de crímenes. Tenemos motivaciones que dependen de la sociedad, de la comunidad, de las interrelaciones del individuo y motivaciones que responden al sujeto en particular que tienen que ver con su crianza, su historia, y en donde por ejemplo, pueden entender la violencia como única forma de resolver conflictos”, explicó Torre.

Para descartar de plano que todos los asesinos de mujeres tengan una estructura mental que los lleva a eso, el forense contó que “en un estudio hecho en Lima, Perú, convocaron a 334 condenados por femicidios o tentativa de femicidio, que se sometieron voluntariamente, y fueron examinados por psicólogos forenses. Los sometieron a toda la batería de test y a entrevistas de personalidad hecha por psiquiatras forenses. Solo el 4% resultaron ser psicópatas, lo que determina que no se puede llamar aleatoriamente psicópata a estos individuos, porque solo una fracción de ellos responde a este tipo de perfiles”.

Días trágicos. El pasado domingo, Naim Vera (19), hijo de un reconocido médico de la capital catamarqueña, asfixió a su novia Brenda Gordillo (24), tras una discusión en la que él creyó que estaba embarazada, aunque luego se supo que ella no podía tener hijos. Intentó deshacerse del cuerpo quemándolo en una parrilla de la casa donde se cometió el hecho. Desmembrado por el fuego, metió en bolsas trozos del cadáver y las tiró en un contenedor de basura y a la vera de la ruta 4.

El mismo día, Sergio Oliveira (22) mató en Lobos a su prima Guadalupe, de 8 años. Los restos de la niña, golpeada y quemada viva, aparecieron en la casa del hombre. La hipótesis es que trató de violarla, aunque debido a las quemaduras fue imposible determinarlo en la autopsia. En La Quiaca, Jaquelina Arjona (20) fue atacada a golpes y ahorcada.

A Jordana Rivero (28) la tiró Bernardo Baraj (50) de un séptimo piso, en Mar del Plata, el lunes. La autopsia indicó que fue golpeada antes de caer por el balcón, ya inconsciente. El intentó simular un suicidio.

El martes, el cuerpo de Octavia Colque (39) fue hallado enterrado en el patio de su ex pareja, Balvino López, en la localidad balnearia de Las Toninas. A quien también buscaban era a Agustina Atencio (17), en Catriel, Río Negro. Apareció durante un rastrillaje en el río Colorado, cerca de donde había sido vista por última vez.

Fuente: El perfil

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here