Un grupo de representantes de gimnasios que quieren retomar el trabajo se reunió este viernes con la ministra de Gobierno y Justicia

0
115
un grupo de representantes de gimnasios y centros de entrenamiento que quieren retomar el trabajo se reunió este viernes con la ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse, para analizar posibles flexibilizaciones para la actividad en la nueva fase de la cuarentena.
La funcionaria de Gobierno fue enfática al explicar que, es este momento, la actividad de los gimnasios tiene varias representaciones. Si bien cada uno de ellos presentó el protocolo correspondiente, «hay que unificar y crear uno solo», puntualizó. “En cuanto a la actividad en sí, apenas estén dadas las condiciones sanitarias se podrá hacer la reapertura de los gimnasios, es la intención del Ministerio de Salud y del Gobierno de la Provincia”, indicó.
La titular de la cartera de Gobierno remarcó que el servicio que presta ese rubro es considerado un servicio de salud integral. “El compromiso de ellos es trabajar por la bioseguridad y que la gente pueda desarrollar esta actividad de una manera segura en relación al coronavirus”, detalló. Es por eso que, según anticipó la funcionaria, “el próximo lunes el Ministerio de Salud realizará la evaluación correspondiente. Si está todo bien, vamos a poder trabajar en la apertura de la actividad con los protocolos correspondientes. Hasta ahora el resultado es positivo, pero con el Covid-19, el monitoreo es el día a día”, recordó.
“Aplicamos un criterio de gradualidad: primero habilitamos la actividad física de manera individual a cielo abierto. Los gimnasios representan otro desafío porque son espacios cerrados y porque utilizan elementos. Ellos aseguraron poder realizar controles, y que queda en responsabilidad de los propietarios de los locales”, sostuvo la ministra.
Miguel Palou, en representación de Gimnasios, Boxes de Crossfit, Centro de Entrenamiento y Afines, sostuvo que la reunión fue positiva: “como agentes de salud, hoy nos vamos con una expectativa, con posibilidades ciertas de reabrir nuestros negocios”. En cuanto los protocolos, desde el sector aseguran que serán estrictos.
“Hoy corremos con una ventaja con respecto a la actividad física al aire libre: porque en los centros de entrenamiento podemos llevar un control permanente de la cantidad de gente que entra. Por eso consideramos que la actividad es segura, aunque si es necesario, se dará marcha atrás como corresponde. Somos optimistas de cara al futuro”, cerró Palou.

La Cámara de Gimnasios, con otra propuesta

A fines de mayo, representantes de la Cámara de Gimnasios de Tucumán plantearon a la ministra de Salud de la Provincia, Rossana Chahla, la difícil situación que atraviesa el sector desde que comenzó la cuarentena, hace más de 70 días. “Sabemos que la situación es bastante compleja, pero queríamos acercarle a la Ministra nuestra propuesta de protocolo de acción, el cual ya fue elevando al Comité de Operaciones de Emergencias (COE)”, informó Rodrigo Maldonado, referente de la Cámara que se constituyó hace dos años y actualmente nuclea a medio centenar gimnasios de la Provincia.

El proyecto que fue presentado a la titular de la cartera sanitaria toma como base la estrategia de algunos gimnasios que ya empezaron a funcionar en otras Provincias del país. Según detalló Maldonado, la propuesta para volver a abrir los locales contempla medidas como el distanciamiento social, el lavado de manos y la desinfección del calzado, así como también la provisión de barbijos y máscaras para todo el personal.

 

El protocolo sanitario también establece un sistema de turnos para acudir al establecimiento para que no se aglomere la gente, por lo que se solicitó a las autoridades amplitud horaria para poder responder la futura demanda de los clientes en el contexto de «la nueva normalidad».

El pedido a Manzur
La senadora Silvia Elías de Pérez (UCR) elevó esta semana una carta al gobernador Juan Manzur, para solicitarle que los gimnasios, canchas de fútbol, complejos deportivos, box de crossfit, salas de entrenamiento y academias de baile, entre otros otros locales destinados a la práctica deportiva, entren dentro de las flexibilizaciones del COE. En la nota dirigida al titular del Poder Ejecutivo tucumano, la parlamentaria radical explicó que en la Provincia existen «más de 150 espacios dedicados a actividades deportivas y recreativas que corren riesgo de cerrarse definitivamente, de los cuales dependen alrededor de 2.000 familias».
«Los dueños, encargados y empleados, no solo se enfrentan a la decisión de vender los materiales o dejar de alquilar y cerrar sus negocios, sino que también, aquellos que pueden soportar con sacrificio estar cerrados por ya más de dos meses, temen a que cuando los habiliten, las personas tampoco puedan seguir concurriendo, principalmente porque no van a poder costear una cuota, que en muchos casos ya se ofrece con descuentos», argumentó al respecto en el escrito.
«Creo en la importancia y necesidad de protocolos y del seguimiento del mapa de contagio, pero también creemos que el pueblo tucumano necesita realizar actividades físicas, que sea más salud, la que de batalla a esta enfermedad», sostuvo la legisladora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here