miércoles, julio 24, 2024
Inicio Actualidad El consumo de carne vacuna bajó 60%, pero se incrementó el de...

El consumo de carne vacuna bajó 60%, pero se incrementó el de pollo

Casi todos los alimentos incrementaron sus precios a lo largo de las últimas semanas en medio de la incertidumbre por la segunda vuelta de las elecciones generales. El caso de la carne vacuna no es una excepción. Según fuentes de diferentes mercados, registraron alzas de entre 15% y 20%. Esta situación tuvo un impacto directo en las ventas en las carnicerías.

“El consumo de carne vacuna bajó 60%. Mientras que se incrementó el de pollo y de cerdo debido al precio. Lo que más está buscando la gente son las ofertas y lo que les rinde para la familia”, afirmó Javier, carnicero,  en diálogo con LA GACETA Central, el noticiero de LG Play.

Y prosiguió: “Hay una situación que se está dando con frecuencia y tiene que ver con que la gente compra a principio de mes. Esto hace que con el correr de los días caigan las ventas. Los viernes, sábados y domingos son los días de mayor consumo”.

El comerciante señaló que los cortes que más aumentaron fueron el filet, la picana, el peceto y la colita de cuadril. También indicó que a raíz de la crisis económica las menudencias, el hígado o la carne molida es lo que más se vende.

“Lo que venimos notando es que la gente lleva cada vez menos. Antes llevaba tres kilos y ahora opta por llevar uno. Nosotros tratamos de mantener los precios porque la situación es muy difícil. No descartamos que haya nuevos aumentos después de las elecciones”, concluyó.

Caída del poder de compra de un salario respecto del kilo de asado

El poder de compra del salario sufrió una fuerte caída en relación al valor de un kilo de asado en los últimos siete años, a partir de un cambio en los hábitos de consumo y un aumento de los precios. De acuerdo a un trabajo de la Universidad Argentina de la Empresa (Uade) «en enero 2017, un salario promedio podía comprar 189 kilos de asado, mientras que en septiembre de 2023, pudo comprar 132 kilos, 57 kilos menos».

Luego, señaló que «el kilo de pollo en enero de 2017 costaba $34 y el de pechito de cerdo $109. En septiembre de 2023, los precios son de $945 y $1.869, respectivamente. El precio del kilo de pollo se incrementó un 2.779,4% y el de cerdo un 1.714,7%”, consignó Noticias Argentinas (NA).

El informe admitió que pese a que “Argentina siendo el país con el mayor consumo per cápita a nivel mundial, la tendencia histórica es a la baja”.

La universidad afirmó que “el consumo total de carnes (vacuna, pollo y cerdo) ha aumentado, lo cual implica que los argentinos han sustituido el consumo de carne vacuna por las otras dos”

“El consumo de carne vacuna ha caído por diversas razones, entre las que se incluyen una mayor preferencia por otro tipo de alimentación como el veganismo, la elección de incluir menos carne en el consumo diario, el elevado costo de consumirla relacionado a la pérdida de poder adquisitivo de los ingresos”, señaló el informe.

La Gaceta